mapa de uruguay

“La vida es todo aquello que nos pasa mientras hacemos planes.” John Lennon.

La república oriental del Uruguay con tan solo 3 millones y medio de habitantes, se sitúa como segundo país más pequeño de Sudamérica después de Surinam. El recorrido en este país iba a ser todo por la costa hasta Colonia de Sacramento lo cual no superaría los 600kms. Con pueblos cada 50-60 km, Uruguay se convirtió en un paseo comparado al viaje que llevábamos hecho en Brasil.
La mañana de nuestra entrada al este nuevo país no paraba de llover. La etapa iba a ser corta, solo 45km nos distanciaban de la casa de Julio en Punta del Diablo, miembro de WS.

bicicletas en la ruta

En casa de Julio pasamos una semana. Coincidiendo con la semana santa, aprovechamos que el pueblo estaba lleno de familias disfrutando de los últimos días soleados y vendimos algunas de las artesanías que nos quedaban. Punta del Diablo es originalmente un pueblo de pescadores que el turismo en los últimos años ha puesto de moda. Casa, posadas, bares y restaurantes se amontonan en las 5 cuadras del centro del pueblo con todas las calles de tierra. Con dos inmensas playas y a escasos metros del parque nacional Santa Teresa hacen del lugar un sitio idóneo para disfrutar de la costa.

punta del diablo punta del diablo
Ahora se entiende que nos costase irnos. Julio, en sus 50, era buena gente, simpático y tranquilo, transmitía mucha serenidad y nos aconsejaba sobre el lugar y los alrededores. De alma viajera, su casa siempre recibía gente que iba y venía e incluso los locales que simplemente pasaban a disfrutar de un mate y de una buena charla. Julio abre la puerta de su casa a todo aquel que con respeto quiere compartir tiempo con él. Y digo abre por decir, porque la puerta nunca se cerraba y el acceso a la calle/camino no tenía ni verja ni portalón. Viendo como en otros lugares lo primero que hace la gente es delimitar territorios, aquí se construían sus propias casa sin necesidad de cercar nada ni por asegurar ni por posesión. Y así funcionaba y se respetaban. Vivía en una increíble casa hexagonal construida por el mismo. Y ahora una de sus fuentes de ingreso era ayudar a otras familias a construir su hogar. Regentaba un camping en su propio terreno que por haber terminado el verano estaba vacío. Ahí nos quedamos. Disfrutamos de unos alucinantes días de verano y aprovechamos para descansar, aprender y conocer la zona.

punta del diablo couchsurfing

Con Julio y sus amigos aprendimos mucho sobre las acciones políticas que el nuevo gobierno (frente amplio) había llevado a cabo en los últimos años. Una de ellas y que hizo que el país fuera cabecera de todos los noticieros del mundo fue la regulación del consumo y tenencia de la marihuana. Obstaculizando y dando la cara al narcotráfico, ese que solo en este diminuto país genera más de 300 millones de dólares al año. Así es que ahora, en Uruguay puedes plantar hasta 6 plantas por casa, fumar libremente en la calle e incluso podrás comprar hasta 40gr por vez en los establecimientos regulados y autorizados. Conocimos a mucha gente esos días y también vimos a viejos amigos. Coincidimos nuevamente con Manu y Lucia (@lapachaenflor) que conocimos en Brasil y con los que compartimos muchas tardes de venta y producción. Son argentinos y hace dos años que viajan en una autocaravana del 74. Esos días en punta del diablo presenciamos el reencuentro familiar (Manu se reencontraba con su familia después de un año sin verlos) y volvimos a disfrutar de los mates, las anécdotas, la comida y la buena compañía.

Punta del diablo playa grande, punta del diablo, uruguay

Solo un día visitamos el parque nacional Santa Teresa aunque podría haber sido una semana completa para descubrir tranquilamente este enorme rincón natural considerado una de las bellezas del país, y no están equivocados. Bajo la supervisión militar, en el parque puedes encontrar bosques de pinos, eucaliptos, palmeras y más árboles y flora autóctona. Además cuatro playas de naturaleza virgen y múltiples áreas de acampada y picnic una más bonita que la otra. Hablaré de la zona de la pajarera donde en forma de zoológico exhiben aves y animales de la zona enjaulados para nuestro regocijo, el de los visitantes. Esta es la única zona del parque que criticamos, no estamos de acuerdo con el “encarcelamiento” de animales y con esto como educación a nuestras nuevas generaciones.

Nuestra primera semana en Uruguay terminaba y continuábamos viaje hasta el siguiente pueblo-balneario.

parque nacional santa teresa parque nacional santa teresa

Nací en La Coruña – España, tengo 35 años y vivo en movimiento desde 2005. Viajo sola, en pareja, con amigos, en familia… He vivido en tantas casas que ni recuerdo.
Desde diciembre de 2014 recorro Sudamérica en bicicleta.
Te invito a seguir el viaje en instagram y a sumarte al boletín mensual si quieres recibir todas las novedades de esta vida nómada en tu email.